Mozzi

 Título del Oneshot: Mozzi
Parejas: LR (WonTaek) VIXX
Tipo: Yaoi
Género: OTP, Fluff, POV
Clasificación: Rating {NC-17}
Descripción: Oppa es mío. ¿Por qué hueles a mi oppa? ¡No me gustas!


— Hola…- una enorme sonrisa aparece en ese rostro mientras me saluda.

Lo he reconocido. Siempre viene los fines de semana a visitar a mi dueño. Tengo la idea de que es familia, su tío, ¿tal vez?

— Hola Mozzi…- dice mi nombre con su voz tan dulce y delicada que no puedo dejar de mover mi cola y saltar para intentar lograr que me cargue.

Lo he visto hacerlo con mi dueño, yo también quiero un poco de eso.

— Oh, qué linda…- acaricia mi cabeza y yo ladro para exigirle que me cargue. — Awww… - y lo logro.

De pronto su rostro está demasiado cerca y puedo ver lo guapo que es realmente. Mi dueño es lindo, pero él, él es realmente guapo. No puedo resistirme y estando tan cerca de su rostro comienzo a lamer su mejilla.

— Oh, vamos Mozzi, no hagas eso – lo escucho reír.

¡Waw! ¿Por qué ríe tan lindo? Me pongo demasiado entusiasmada, es algo que no puedo controlar, pero es que me gusta demasiado.

— Wow, wow, espera, tranquila…- acaricia mi cabeza varias veces hasta que logra colocarme en sus brazos firmemente.

Respiro rápido, mi corazón está latiendo acelerado. Camina hasta pararse frente a la mamá de mi dueño. Realmente no pongo atención a lo que dicen, estoy más interesada en olfatearlo, huele muy bien y quiero probar así que vuelvo a lamerlo, ésta vez su brazo.

Mi atención se desvía cuando siento que se agacha.

¡Oh! ¡Esa es mi cama! ¡Y mis platos! ¿A dónde los lleva?

— Bien, entonces el lunes paso por ella, y de nuevo, gracias Taek Woon.
— De nada. Cuidaré bien de ella, nos vamos a divertir, ¿verdad Mozzi?

Levanto las orejas cuando escucho mi nombre, y en respuesta doy un ladrido. De nuevo ríe y yo no puedo dejar de sonreír.


*****

— ¿Y eso? – escucho a alguien preguntar cuando ponen mi jaula transportadora en el piso.
— Es Mozzi, la perrita de Minyeol.
— ¿Y qué hace aquí? – otra voz. Veo a Oppa Taek Woon asomarse a mi jaula, de inmediato me pongo de pie.
— Vamos a cuidarla por el fin de semana.

Otro chico se asoma a la jaula al mismo tiempo que mi Oppa. ¡Wow! también es muy guapo.

— Oh, que lindaaaa…- dice mientras hace gestos muy lindos.

¡Waw! Oppa Taek Woon tiene amigos muy guapos. Ladro entusiasmada.

— Parece que le agradas Hongbin.
— ¡Sácala de la jaula, yo también quiero verla!

Otra voz. Y yo no puedo quedarme quieta. Muevo mi cola y mi respiración se acelera a la espera de que oppa abra la jaula. Apenas lo hace mete sus manos para sacarme y cargarme en sus piernas.

Veo a mí alrededor. Hay cinco chicos más además de oppa. ¡Parece que éste fin de semana será muy divertido!

— Es linda…- brinco asustada cuando escucho a alguien detrás de mí.

Me giro y comienzo a ladrar. Me ha asustado, mi corazón se ha acelerado, no quiero que se me acerque. Sigo ladrándole. Extiende su mano hacia mí queriendo tocarme. Doy pasos hacia atrás sin dejar de ladrarle y gruñirle.

— Hey Mozzi, no te asustes, mira huele mi mano…- gruño.

He olido su mano. Lo he olido muy bien. Huele a mi oppa Taek Woon, pero no es mi oppa Taek Woon. ¡Es un impostor! Sigo gruñendo y ladrando.

— Tranquila Mozzi…- una mano acaricia mi cabeza y la voz dulce de mi oppa me hace tranquilizarme.

Sonrío y me relajo cuando me carga y lo olfateo. Sí, él es mi oppa Taek Woon.

*****

Me incorporo y estiro mis patas. Bostezo amplio. Me inclino y doy un lengüetazo al rostro de oppa Jae Hwan. Es muy cómodo y cálido dormir junto a éste oppa.

— Mozzi…- murmura cuando vuelvo a lamer su mejilla.

No seas flojo oppa, levántate. ¿No hueles que oppa Hak Yeon está cocinando algo?

De nuevo doy un lengüetazo en su mejilla antes de pasar por encima de él y bajarme del sillón en donde hemos tomado nuestra siesta vespertina.

Me sacudo para esponjar mi pelo blanco y desentumir los músculos de mis patas antes de caminar directamente a la cocina.

Me siento sobre mis patas traseras en la puerta de la cocina. Oppa Hak Yeon está cortando algo y echándolo a un sartén sobre la estufa. No me ha visto, así que ladro para llamar su atención.

— ¡Aygo! – se inclina para acariciar mi cabeza — la linda Mozzi, tiene hambre. – ladro en respuesta. — Ya casi está listo, pero te daré un poco de croquetas.

De nuevo ladro y lo veo ir por un traste, ponerle croquetas y vaciarlas en mi plato. De nuevo ladro agradecida antes de ponerme a comer.

— Que rico huele hyung – me giro rápido y comienzo a gruñir y ladrar.

Es ese chico que huele como mi Oppa, pero no es mi Oppa. Está demasiado cerca de mi plato de croquetas, y no me inspira confianza.

— Mozzi, ¿qué te hice? ¿Por qué me ladras así? – gruño en respuesta.
— ¿Seguro que no le tienes miedo? Dicen que si le tienes miedo a los perros, ellos pueden olerlo en ti.- oppa Hak Yeon le dice.
— No, en verdad no.

Escuchar su voz me irrita, así que vuelvo a gruñir y ladrar. Mi corazón se ha acelerado.

— ¿Qué ocurre? – Oppa Taek Woon ha entrado. — ¿Otra vez asustaste a Mozzi? – sigo ladrando al falso Oppa.
— No sé qué le pasa. ¿Por qué me ladra así? – el oppa falso de pronto abraza a mi oppa y eso me hace enojar más.

¿Por qué lo abraza así? ¿Quiere hacerle daño? Gruño y hago la finta de que voy a atacar. Me siento mejor al ver como da un paso atrás alejándose de mi oppa.

— Mozzi, no hagas eso – Oppa Taek Woon me regaña.

Bajo la cabeza. Me pone un poco triste que mi oppa me regañe cuando intento defenderlo. De nuevo el oppa falso se acerca demasiado a él y le gruño antes de girarme y salir de la cocina. Estoy molesta. Brinco de nuevo al sillón y me acomodo junto a oppa Jae Hwan que sigue dormido.

*****

— Aquí Mozzi, aquí — ladro y brinco de un lado a otro siguiendo la mano de Oppa Hyuk.

Oppa Hyuk llegó a casa y se sentó en el piso a jugar conmigo. Hemos pasado un rato muy agradable. Brinco de un lado a otro intentando alcanzar el juguete que trae con él. Hace ruidos muy extraños y quiero atraparlo para investigar cómo es que hace ese sonido.

Doy un brinco y me lanzo sobre oppa Hyuk, quien me atrapa y se deja caer de espaldas. ¡Es muy divertido! Empiezo a lamer su rostro y cuando veo que deja caer el juguete me escapo de sus manos y corro a tomarlo con mi hocico.

— ¡Hey! ¡Eso es trampa Mozzi! – lo escucho quejarse.

Pero no me detengo. Apenas tomo el juguete me echo a correr por la casa en busca de un escondite. Necesito un lugar tranquilo para investigar qué es lo que el juguete tiene en su interior.

¡Ya sé! Mi Oppa Taek Woon es un chico muy tranquilo. Su habitación debe serlo también.

Corro lo más rápido que puedo hasta su habitación. Me detengo frente a su puerta. Está cerrada y no puedo avanzar más.

— ¡Won Sik, espera!

Levanto mis orejas cuando escucho a mi oppa.

— ¿Por qué? Tú también quieres…
— Pero no estamos solos en casa.

Ladeo la cabeza viendo fijamente la puerta frente a mí. Aún tengo el juguete en mi hocico.

— ¡Espera! ¡No! – escucho más ruidos extraños al interior de la habitación.

Dejo caer el juguete al piso y comienzo a ladrar mientras rasco con mis patas la puerta. Mi Oppa me necesita. Ese chico algo está haciendo y oppa no quiere.

— ¿Mozzi? – escucho a mi oppa.

Continúo rascando la puerta y ladrando fuerte hasta que ésta se abre. Apenas lo hace, entro y salto sobre ese chico que huele a mi oppa. Gruñendo y ladrando.

— ¡Wow! ¡Espera Mozzi!
— ¡Mozzi! ¡No!

Mi oppa me agarra para separarme. Sigo gruñendo sin dejar de ver a ese chico. Siento la mano de mi oppa acariciar mi cabeza intentando tranquilizarme.

— Ya, tranquila. No pasa nada. Oppa Won Sik y Oppa Taek Woon solo están jugando.

Volteo a ver a mi oppa Taek Woon. Aún sigo gruñendo, mi corazón está muy acelerado.

— Esa perra me odia. Yo no le he hecho nada y mira como me ha rasguñado.

Volteo a ver al chico llamado Won Sik. Es entonces que me doy cuenta que está sin camisa y que he arañado su pecho. Aun así no puedo dejar de gruñirle.

— Mozzi, ¿Por qué hiciste eso? Oppa Taek Woon se va a enojar contigo – la voz suave y dulce de mi oppa me reprende.

Camina conmigo en sus brazos hasta sentarse en su cama. Me coloca en sus piernas y empieza a acariciarme. Gimoteo colocándome entre él y el otro chico sobre la cama. Poco a poco mi respiración se calma y mi corazón se tranquiliza.

Estoy a punto de quedarme dormida sobre su cama…

— ¿Estas molesto? – levanto mis orejas cuando escucho a oppa Taek Woon.
— No…
— Entonces, ¿Por qué esa cara?
— Estoy triste…

De reojo observo a los dos mientras conversan. Aún siguen sentados en la cama, yo en medio para proteger a mi oppa Taek Woon.

— No sé qué le hice a Mozzi, ¿Por qué me odia?
— Un perro no puede odiar a nadie Won Sik.
— Pero parece que es así… mira…- dice acercando una mano hacia mí y eso me hace levantar la cabeza a la defensiva. - ¿ves? Todavía no la toco y ya está en posición de ataque.
— Mozzi…- volteo a ver a mi oppa. — ¿Qué pasa? ¿Por qué le gruñes? – veo fijamente su mano, cuando pienso que va a acariciarme de nuevo la cabeza, su mano sigue de largo hasta la mejilla del otro chico. — Él sólo quiere ser tu amigo. ¿No crees que es un buen chico? Yo sí.

Frunzo el ceño extrañada, cuando lo veo inclinarse por encima de mí hasta el otro chico, hasta Won Sik, y de pronto sus bocas se unen.

Ladeo la cabeza para ver cómo después del beso, oppa Taek Woon frota su mejilla contra la de Won Sik.

¡Oh! Es así como su olor está en todo ese chico…

— ¿Y si le das de comer? – Oppa Taek Woon le dice.
— ¿Crees que funcione?

En realidad, ya no estoy muy interesada en su conversación. De pronto he entendido porque ese chico, Won Sik, huele a mi oppa.

Sigue sin simpatizarme del todo… así que simplemente me pongo de pie sobre la cama, me giro para bajar de ella y salir de la habitación, pero de pronto, un sonido familiar llega a mis orejitas. Muevo mi nariz olfateando el aire.

¡Sí!

¡Es mi comida favorita! ¡Alguien ha abierto una lata de mi comida favorita!

— Aquí Mozzi, mira lo que tengo para ti.

Me giro para ver a ese chico, Won Sik, con una lata de comida.

Tal vez no es tan malo. Es decir, si tiene una lata de mi comida favorita, debe ser de confianza, ¿no es así?

Muevo un poco mi cola. Volteo a ver a mi oppa Taek Woon quien sonríe mientras me observa. De nuevo olfateo el aire. ¡Wow! Esa comida huele muy bien.

Gruño un poco. Estoy un poco molesta, pero no puedo resistirme a ese olor.

Doy un paso hacia adelante.

— Ven Mozzi… mmm huele delicioso…- Won Sik olfatea la lata de comida.

Puedo sentir como empiezo a salivar. Mi estómago gruñe. Ladro un poco para advertirle que no vaya a comerse mi lata de comida.

— Está bien, está bien. Mira, es tuya. – dice mientras pone la lata en el piso.

No lo pienso más y bajo de la cama corriendo hasta la lata.

¡Wow! ¡Sí! ¡Es muy deliciosa!

Fijo toda mi atención en mis sentidos gustativos, así que cuando alguien empieza a acariciar mi cabeza, no me distraigo en averiguar quién es.

— Eso, así… que linda eres Mozzi…- levanto mi oreja cuando reconozco esa voz.

Pero no me importa. Simplemente termino con la lata completa de comida, hasta que mi estómago siente que va a explotar. ¡Eso fue delicioso!

Me levantan del suelo sin dejar de acariciar mi cabeza. Mis ojos se empiezan a cerrar. Ahora tengo sueño, estoy tan satisfecha y llena, que no puedo mantenerme despierta. Se sienta en la cama conmigo en sus piernas. Abro un poco mis ojos, veo a oppa Taek Woon frente a mí, sonriendo.

Sí. Won Sik me tiene en sus piernas. Y yo estoy tan complacida que no me importa…

*****

— Gracias por cuidar de ella. Minyeol la extrañó mucho. Espero se haya portado bien.

La mamá de mi dueño dice mientras toma todas mis cosas. Yo sigo en brazos de mi oppa Taek Woon.

— Ella ha sido un angelito, ¿no es así? – levanto mi rostro para lamer la mejilla de mi oppa.
— Si, lo ha sido.- levanto una oreja al escuchar a Won Sik. — Es un angelito.

Observo fijamente como su mano se levanta y va directo a mi cabeza. No puedo evitarlo, gruño un poco. Pero apenas pone una mano en mi cabeza dejo de hacerlo.

Está bien, está bien. Aun huele a mi oppa, pero no puedo dejar de pensar en las deliciosas latas de comida que éste chico tenía escondidas por todas partes para mí. Creo que he subido un kilo o dos en estos dos días.

Doy un ladrido agudo antes de levantar más la cabeza y lamer su mano.

— Oh, que linda – la mamá de mi dueño dice antes de tomarme y meterme en mi jaula transportadora.
— Adiós Mozzi, fue lindo tomar siestas contigo – Oppa Jae Hwan dice mientras se asoma, yo contesto con un ladrido.
— Mozzi, come bien, y pórtate bien — Oppa Hak Yeon se despide.
— Te voy a extrañar linda – Oppa Hongbin dice lanzando un beso. Waa, que guapo.
— No destruyas cosas – Oppa Hyuk me advierte metiendo un dedo en mi jaula, sin dudarlo doy un pequeño mordisco jugando. – ¡Aush! ¡Tramposa!- me dice riendo y yo doy un ladrido.

La mamá de mi dueño recoge la jaula y comienza a caminar hacia la puerta. Justo antes de salir se gira, frente a mí está mi oppa Taek Woon y Won Sik.

Saco mi lengua, entusiasmada. Feliz… hasta que veo como Won Sik rodea a mi oppa de la cintura. Poco a poco siento un gruñido construirse desde el fondo de mi pecho. No puedo evitarlo.

Empiezo a ladrar y gruñir.

— Oh… tranquila Mozzi, tranquila. – la mamá de mi dueño gira la jaula y pierdo de mi vista a mi oppa. — Será mejor que me vaya. Cuídate hermano.
— Adiós hermana. ¡Adiós Mozzi! – la dulce voz de mi oppa no logra tranquilizarme.

Sigo gruñendo y ladrando.

¡Oppa Taek Woon! ¡No dejes que te toque! ¡Tú eres mi Oppa!

¡Oppa!

FIN
Share:

3 comentarios:

  1. Jajajajajajajaja
    no lo supero!!! Quien fuera una canina!!!! Jajajajaja primera vez que leo algo desde la perspectiva de un perro, y fue genial!!!! :)

    ResponderEliminar
  2. jijiji oh que lindo!!
    MOzzi tan inocente, los pillo desprevenidos!
    Linda historia!!

    ResponderEliminar
  3. Jajaja muy lindo!! Me encanto y muy divertido!

    ResponderEliminar

Recomendación

PROXIMAMENTE

PROXIMAMENTE
Capítulo 13!

Mew's Talk

Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Popular Posts